Las Tierras Salvajes

Principalmente, las colinas y los valles Valusia son seguros, con aldeanos amistosos generosamente gobernados por barones humanitarios y su caballeros de confianza. Estos hombres mantienen su áreas locales despejadas de orcos hostiles y otras monstruosidades, mientras las propias patrullas del Rey mantienen a salvo los caminos y senderos que los comunican.

Sin embargo, hay numerosos peligros para aquellos que se apartan de los caminos. Orcos y otros goblinoides todavía moran en las Montañas del Terror apenas a un día de camino de la Ciudad, y el dragón ocasional de las islas del sur puede ser visto aterrorizando pueblos periféricos. Viejas ruinas Sa Karan, los escondites de los humanos durante el Azote, también aparecen de tiempo en tiempo, solamente esperando – al parecer – aventureros fuertes y resistentes para explorar y saquear sus tesoros antiguos y olvidados. Incluso dentro de la Ciudad, los Túneles del Rey son de vez en cuando plagados por trolls marinos, y las catacumbas ocasionalmente dan lugar a espantosos no-muertos.

La fortuna de más que un héroe ha sido hecha a traves del pillaje de estos lugares peligrosos.

Las Tierras Salvajes

Evernight - La Muerte de la Luz Blenfor